Consejos y Precauciones

Lea estos sencillos consejos para disfrutar durante más tiempo de las velas y evitar riesgos.

  • Cuidado de las velas

  • No sitúe las velas al sol ni cerca de fuentes de calor (radiadores, estufas) para evitar que se deformen.
  • La cera virgen y los colores pueden decolorarse por efecto de luz. Para conseguir una mejor conservación procure no colocar las velas cerca de ventanas o bajo la acción directa de focos de luz intensa.
  • No encienda las velas en lugares con corrientes de aire, así evitará que la llama se desplace y que  chorreen en exceso, aumentando así su duración.
  • Límpielas con un paño humedecido, nunca con estropajos o utensilios que puedan rallar su superficie.

  • Precauciones

  • No encienda nunca las velas sobre superficies, candelabros u objetos que puedan arder (papel, cartón, madera, etc.).
  • No encienda las velas cerca de cosas u objetos inflamables.
  • No sitúe las velas encendidas debajo de estanterías o muebles, pues podrían quemarse por efecto del calor de la llama.
  • No abandone las velas encendidas, es peligroso.
  • ¡Una vela no es un juguete! Manténgalas fuera del alcance de los niños y de sus mascotas.
  • Al apagarlas utilice apagavelas o sitúe una mano por detrás de la llama para evitar que la cera salpique al soplar.
  • No coloque velas encendidas demasiado próximas entre sí.